En España el día de la madre siempre es el primer domingo de mayo, lo que supone día festivo para una gran mayoría. No lo es para nuestr@s florister@s ya que es un día muy especial en el que la compra de flores y plantas se desborda. Que mejor regalo para nuestras madres que una bonita planta, un ramo de rosas o un centro de flores preservadas; un sinfín de posibilidades y todos con el mejor de nuestros deseos.


Un acierto seguro es un regalo eterno, que demuestre lo que quieres y sientes por tu madre no solo ese día, sino que pueda tenerlo y contemplarlo durante años. Ese detalle puede conseguirse con una simple rosa preservada, o si quieres algo más elaborado con un bonito centro preservado.


El amor de una madre es sin duda la forma de amor más puro y bello, pero una madre no sólo es la madre biológica, sino y sobre todo la que ejerce de madre. Puedes ver esa figura en una abuela, una hermana o sencillamente en una persona que te lo da todo como si fuera tu propia madre.  No obstante todas las madres no son iguales, ni tienen los mismos gustos ni estilos, motivos por los cuales habrá que pensar en el regalo idóneo para cada una de ellas. Prueba a regalarle una rosa preservada, es un regalo sencillo pero cargado de mucho significado. El hecho de que esa rosa sea eterna mostrará el amor a tu madre en todo su esplendor y para siempre, un amor incondicional y que perdurará de por vida. Cualquier rincón de nuestra casa puede ser ahora el lugar más bonito de nuestro hogar, un pequeño detalle que hará ensalzar cualquiera de nuestros sentimientos y buenos deseos a ELLAS.

Comentarios

Escriba un comentario